Quantcast
Channel: Bloc de BalearWeb
Viewing all articles
Browse latest Browse all 10341

Grecia se queda, una buena noticia

0
0

La reciente historia de Grecia es la de un país fallido, un país que tuvo que falsear sus cuentas para poder entrar en Europa. Grecia es una nación que ha sido incapaz de enderezar su economía, que mantiene un sector público sobredimensionado y un sector productivo privado pequeño, basado casi totalmente en el turismo y formado casi únicamente por microempresas.

El problema real de Grecia ha sido su mediocre clase dirigente, tanto de un partido como de otro, que sistemáticamente han preferido mirar hacia otro lado cuando Grecia necesitaba importantes reformas y requería de un proceso de modernización total de todas sus estructuras, públicas y privadas.

Crear una empresa en Grecia es misión casi imposible. Es de los países del mundo donde más complicado es abrir un negocio. Por no tener, no tienen ni catastro. Y, por si fuera poco, tienen el porcentaje de economía sumergida más alto de Europa. No tienen un modelo moderno de recaudación de impuestos, ni un sistema fiscal comparable a los estándares europeos.

Es imprescindible, por tanto, que Grecia aborde de forma urgente las reformas estructurales imprescindibles para poder ser un país viable y sostenible en el tiempo. Necesita una reestructuración del sector público, reducir su descomunal gasto en defensa, privatizar empresas públicas totalmente ineficientes y que le suponen un agujero enorme a las depauperadas arcas del estado. Necesita hacer una reforma fiscal en profundidad y luchar contra un fraude que empapa todas las capas sociales y económicas.

Todas estas ineficiencias y desequilibrios ha llevado a que Grecia sea hoy un país quebrado, incapaz de ser viable por si mismo, y de depender, como quien necesita el aire para respirar, de la financiación internacional. Una financiación que, después de dos rescates, una quita de deuda, un impago de 1.600 millones al FMI, requiere, más que nunca, de un compromiso serio y solvente del gobierno griego para que, esta vez sí, se hagan las reformas necesarias para asegurar la devolución de lo adeudado y de que este tercer rescate solicitado sea el último.

No es de extrañar, por tanto, que la propuesta de Tsipras, planteada a la Unión Europea, vaya más allá, incluso, de lo que se le pedía inicialmente por parte de los acreedores. Es una propuesta que va en la buena dirección y que pone sobre la mesa un plan de medidas por un valor de entre 10.000 y 13.000 millones de euros, mucho más de los 8.000 millones de euros en reformas expuestos antes del referéndum.

Este cambio de discurso de Tsipras pone de manifiesto que, al final, el gobierno griego de Syriza se ha dado cuenta que la salida del euro supondría aún muchos mayores sufrimientos y un empobrecimiento enorme de toda la población griega, con unas consecuencias sociales impredecibles. Se ha dado cuenta que es mejor permanecer en la zona euro, hacer las reformas necesarias y obtener financiación en una condiciones mucho más ventajosas a las que ningún otro país, ni Rusia ni China, estarían dispuestos a ofrecer. Es más, se ha dado cuenta que las medidas que tiene que tomar son imprescindibles para la modernización del país y que las tendría que tomar independientemente de la petición de este tercer rescate.

Es una lástima, sin embargo, que se hayan dado cuenta tan tarde y hayan tenido que llevar la situación hasta el extremo, dejando al borde de la quiebra a todo el sistema financiero y abocando al corralito a los sufridos ciudadanos griegos.

A pesar de todo esto, en mi humilde opinión, Grecia no se puede quedar únicamente en las medidas ya propuestas. Es imprescindible empezar un proceso de liberalización de su economía, facilitar y fomentar la iniciativa privada, eliminar burocracia, reducir el peso del estado, hacer un proceso inteligente y selectivo de privatización de empresas públicas ineficientes, etc. Es un país que ha quedado parado en el siglo XX y necesita de reformas en profundidad.

Permanecer en Europa es garantía de que tendrá todo el apoyo y la ayuda de Europa en este proceso de transformación y modernización, esperemos que los políticos griegos estén a la altura de las circunstancias.


Viewing all articles
Browse latest Browse all 10341

Latest Images