Quantcast
Channel: Bloc de BalearWeb
Viewing all articles
Browse latest Browse all 10339

Trilingüismo. El futuro de nuestros hijos está en juego

0
0

Se mire por donde se mire y a tenor de los datos de fracaso escolar y de los resultados de los sucesivos informes PISA, el actual modelo educativo español se ha demostrado como un profundo error, tanto de concepto como de aplicación. Un modelo que ha premiado la mediocridad frente a la excelencia y que ha denostado, de forma irresponsable, el esfuerzo y el estudio. Un modelo educativo inadaptado a las necesidades reales de un mundo en constante evolución, fuertemente competitivo, y al que no ha sabido dar una respuesta adecuada.

Ante esta realidad, clara y meridiana, han aparecido dos posturas, las de aquellos que quieren seguir con este modelo de fracaso y, por tanto, perseverar en el error, y la de otros que queremos cambiarlo a favor de un nuevo modelo que prime la formación y mejor capacitación de nuestros hijos. Unos que sólo miran por los intereses particulares y corporativistas de determinados colectivos y otros que queremos una formación de calidad para que nuestros hijos salgan con la preparación suficiente para afrontar el duro reto de la vida.

El Partido Popular ha decidido afrontar el problema de cara, cambiando un modelo educativo obsoleto y fracasado por otro de calidad, moderno y adaptado a las necesidades actuales. Con este objetivo, desde el Gobierno central se está impulsando la LOMCE y en Baleares, entre otras medidas, se aplicará, ya en el próximo curso, el Decreto para el Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) o modelo trilingüe.

Esta voluntad de cambio, sin embargo, ha chocado con el inmovilismo de determinados colectivos de docentes, espoleados por el STEI, la Obra Cultural Balear, el Moviment de Renovació Pedagògica, etc., grupos que han venido monopolizando la educación durante décadas, campando a sus anchas, con unos resultados educativos clamorosamente negativos. De hecho, el resultado final es que Baleares es la última, después de Extremadura, en fracaso escolar, y estamos en el furgón de cola, según el informe PISA, en comprensión lectora, en competencia de matemáticas y en competencia de ciencia. Así, mientras España es de las peores de Europa, Baleares es de las peores de España. Todo un “honor” fruto de años de imposición catalanista y de un modelo de fomento de la mediocridad y la vagancia.

Ante la contundencia de estos resultados, lo que más sorprende es que los mismos que nos han llevado, objetivamente, a ser los últimos de la clase, son los primeros que quieren seguir haciendo lo mismo que ha fracasado, y lo que es peor, pretenden obstaculizar al máximo posible la aplicación del trilingüismo y la LOMCE en las escuelas.

El Govern no puede permitir que por la comodidad o por los prejuicios ideológicos de un grupo de docentes, se perjudique a todos los alumnos. El principal objetivo del Govern no puede ser agradar a un grupo de profesores irresponsables que no se quieren reciclar en un idioma extranjero. El principal objetivo del Govern es que nuestras futuras generaciones estén preparadas y, en concreto, lo estén en idiomas, máxime cuando el principal activo de nuestra comunidad autónoma es el turismo.

El modelo trilingüe es una vieja aspiración que ya debería haberse implantado hace años. Sin embargo, el aldeanismo de algunos colectivos y sus obsesiones catalanistas nos ha llevado a demorar algo que es absolutamente imprescindible. El Govern debe hacer frente al inmovilismo de estos grupos con valentía y coraje, con decisión firme, ayudando en todo lo que sea necesario, porque los inicios siempre son difíciles, pero convencido de que no hay vuelta atrás y que no podemos jugarnos el futuro de nuestros hijos por los intereses corporativistas de un grupo de docentes que no buscan lo mejor para el alumno sino su comodidad y conveniencia.

Viewing all articles
Browse latest Browse all 10339

Latest Images