Quantcast
Channel: Bloc de BalearWeb
Viewing all articles
Browse latest Browse all 10337

Hemos hecho posible lo que parecía imposible

0
0

El debate de las enmiendas a la totalidad a los presupuestos de 2015, últimos presupuestos de la legislatura, dieron pie a hacer un balance profundo de lo que han sido estos últimos años desde un punto de vista económico. Se pudieron contrastar los resultados de los dos modelos económicos aplicados en estas islas. Uno, el del Pacte de Progrés de 2007 a 2011, y otro, el del Partido Popular, de 2011 a 2014.

Recordé en dicho debate como el portavoz socialista, Josep Carretero, durante el debate de presupuestos de 2010 repetía insistentemente que era imposible bajar impuestos, reducir el déficit y las cifras de paro, y a la vez incrementar las partidas de sanidad, educación y servicios sociales. Decía y se vanagloriaba que era imposible mejorar el dato del 70% del presupuesto de las consellerias dedicado a políticas sociales.

Efectivamente, era imposible para un gobierno apocado e intelectualmente endeble, como el de Antich, cuya batuta económica dirigía el Catedrático de Historia Económica, Carles Manera. Ese gobierno, en sólo cuatro años, incrementó el paro en más de 45.000 personas, cerraron 5.874 empresas, incrementó en más del triple el endeudamiento, dejó un déficit estructural de más de 1.000 millones de euros al año y pagaban a los proveedores a más de 750 días. Dejó más de 1.600 millones de euros en facturas impagadas, con un agujero económico en la sanidad pública de más de 800 millones de euros. Se incrementó el índice de pobreza en nuestra comunidad un 288%, pasando de ser la comunidad con un menor índice de pobreza a ser la quinta. Aumentaron de forma sustancial las diferencias entre ricos y pobres a la vez que, en el último año, se reducían en un 5% las partidas de Servicios Sociales.

Todo un esperpento que contrasta con la política económica de rigor y control del gasto llevado a cabo en esta legislatura, con la que se ha conseguido dar la vuelta a la situación. Ahora se crea empleo: 16 nuevos empleos cada día frente a la destrucción de 32 puestos de trabajo diarios durante la etapa del Pacte de Progrés. Hemos conseguido controlar el déficit: frente a unos déficits de más de 1.000 millones anuales en la anterior legislatura, el 2015 cerrará con un déficit de 194 millones, pasando del 4,1% del PIB a sólo el 0,7% del PIB. Los proveedores cobran a una media de 57 días, frente a los 750 días de la anterior legislatura. Hoy ya podemos bajar impuestos, cuando lo que se planteaba a final de la anterior legislatura era incrementarlos de forma importante. De hecho, se ha aprobado una reforma fiscal en Baleares y a nivel del estado que supondrá un importante ahorro en el IRPF, especialmente para las rentas medias y bajas, con una reducción media del 22% para las familias numerosas y una bajada de hasta el 46% para pensionistas, por poner algunos ejemplos significativos.

Y todo esto se ha podido hacer incrementando las partidas destinadas a políticas sociales (sanidad, educación y servicios sociales). Así, en 2015 se dedicarán a políticas sociales 149 millones de euros más que el último presupuesto aprobado por el Pacte de Progrés. Suponen el 80% del total destinado a las consellerias, algo que la izquierda calificaba de imposible.

Otro dato importante de estos presupuestos es la reducción en un 27,8% del gasto financiero. Gracias a que ahora la comunidad genera confianza, a la reducción de la prima de riesgo y a las mejores condiciones del Fondo de Liquidez Autonómica, que los socialistas tanto criticaban, hemos podido ahorrar 71 millones de euros en intereses de la deuda. Unos millones que ahora se podrán destinar a políticas sociales.

También hemos de destacar el incremento de un 15% en los incentivos a la promoción económica, así como un importante aumento de la inversión productiva, especialmente en obras hidráulicas, depuración de aguas, I+D+i y energías renovables.

Y así, lo que parecía imposible para la izquierda ha sido posible para un gobierno valiente y decidido que ha tomado las medidas adecuadas y que ha conseguido dar la vuelta completa a una situación de crisis que parecía no tener final. Hoy tenemos menos paro, menos déficit, más inversión pública y privada, tendremos menos impuestos y dedicamos, como nunca antes, más recursos a políticas sociales. La comunidad autónoma que deja el Partido Popular nada tiene que ver con la comunidad arruinada y desmoronada que dejaron el dúo Antich-Manera.


Viewing all articles
Browse latest Browse all 10337

Latest Images

Trending Articles