Quantcast
Channel: Bloc de BalearWeb
Viewing all articles
Browse latest Browse all 10542

Bajar impuestos ahora, cuando se puede

0
0

Siempre he pensado que, aunque los impuestos son necesarios, pues de ellos se financian los servicios básicos esenciales, éstos deben ser los mínimos posibles. Por eso me duele tener que reconocer que en estos últimos años, a iniciativa del Partido Popular, hemos tenido que subir la presión fiscal a unos límites claramente excesivos. Y todo ello para financiar una administración sobredimensionada, sobreendeudada y quebrada.

Hemos sufrido en nuestras carnes como el exceso de gasto e incrementos de déficit de ayer, se han convertido en los aumentos de impuestos de hoy. Nada es inocuo. Gastar más de lo que se ingresa (recordemos que en Baleares se llegó a gastar anualmente más de 1.000 millones de euros más de lo que se recaudaba) es a la larga letal, como muy bien hemos comprobado los ciudadanos de Baleares.

La situación dantesca de las cuentas públicas a inicio de legislatura, con un déficit estructural de más de 1.100 millones de euros, con más de 1.600 millones en facturas impagadas, escondidas en los cajones de las consellerias; con el acceso a la financiación bancaria cerrada y con una economía languideciendo y generando 32 nuevos parados cada día; hacía imposible contemplar, no sólo una reducción de impuestos, sino ni siquiera su mantenimiento.

Contra nuestro propio ADN tuvimos que aumentar la presión fiscal. No había otra salida. Era imprescindible, primero, evitar el naufragio de nuestra comunidad, tapar todas las vías de agua, enderezar la nave y recuperar la sensatez. Para ello iniciamos una profunda revisión de la propia administración, evitando gastos superfluos, haciendo mucho más con mucho menos, reduciendo el propio Govern a la mitad, racionalizando el gasto, reduciendo el sector público instrumental (pasamos de 168 empresas públicas a 76), etc. La situación era tan dramática que Incluso se barajó la posibilidad del cierre de dos hospitales.

Hoy la situación es bien distinta. Las cuentas públicas han conseguido normalizarse. Nuestra comunidad hoy es fiable. Hoy Baleares se puede financiar con regularidad. Se están controlando, desde el rigor, los gastos. En 2013, por primera vez en la historia de Baleares, alcanzamos el objetivo de déficit. Hace 24 meses consecutivos que se están bajando las cifras del paro y 18 meses consecutivos creando empleo neto. Se ha conseguido dar la vuelta a la tortilla. De estar al borde del precipicio, hoy ya hemos dejado la crisis atrás y estamos en plena reactivación económica.

Hoy ya es posible bajar impuestos. Hoy podemos aprobar una reforma fiscal que ojalá hubiésemos podido aplicar al inicio de legislatura. Hoy ya podemos anunciar para 2015 una bajada de los tipos impositivos del tramo autonómico del IRPF y una bajada de los tipos del Impuesto de Patrimonio y del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, además de bonificar con el 100% a más de 47 tasas. Una reforma fiscal que beneficiará más a las clases medias y bajas, y que hará más progresiva la fiscalidad, de forma que pague más quien más gana y que pague menos quien menos gana.

Hoy es posible devolver a los ciudadanos una parte del esfuerzo que han tenido que hacer estos últimos años como consecuencia de unas políticas suicidas de más gasto y más déficit. Hoy podemos bajar impuestos porque hemos hecho los deberes, porque hemos tomado medidas, muy duras, que han sido decisivas para recuperar la confianza empresarial y la reactivación económica.

Estamos pues de enhorabuena porque, con el esfuerzo de todos, hoy estamos mucho mejor que hace tres años, de forma que hoy ya es posible bajar impuestos y que, de seguir en esta misma línea, podremos seguir bajando en un futuro.


Viewing all articles
Browse latest Browse all 10542

Latest Images